Siringomielia

No puedo dormir, así que he pensado que quizá pueda compartir todas las cosas que busco y rebusco en google hasta que mis neuronas se agotan y concilio el sueño. Mi intención no es aburrir con tecnicismos así que los expertos en la materia, que me perdonen, esto no es el Harrison de Medicina Interna. 

Siringomielia. 

El término siringomielia proviene de la palabra griega syrinx que significa tubo y de myelos (médula). Esta enfermedad se caracteriza por la presencia de una cavidad en la médula espinal. 
Siringomielia cervico-dorsal
[Visto en: fondodeimagen.ser.es]
El primero en utilizar este término fue Ollivier d'Angers en 1824 aunque en el siglo XVI otros científicos ya había descrito la cavitación patológica de la médula espinal. Hasta la llegada a la medicina de la resonancia magnética, el diagnóstico de esta patología era muy difícil, por eso hasta los años 80 del siglo XX no se obtiene una imagen que ayudara al diagnóstico de la siringomielia.

La siringomielia se puede diferenciar en dos grandes grupos: congénita o adquirida. Esta patología se suele asociar a una malformación de Chiari que es una enfermedad genética que se produce cuando el cerebelo desciende a través del foramen magno y comprime el tronco encefálico provocando una herniación cerebral.
Imagen de resonancia magnética de un paciente con malformación de Chiari tipo I que presenta un descenso de las amígdalas cerebelosas de 9 mm por debajo de foramen occipital.[Sleep disturbance: a forgotten syndrome in patients with Chiari I malformation]
En los casos en los que se asocia la siringomielia con la unión cráneo-cervical, el líquido cefalorraquídeo no puede fluir libremente, este sería el caso de la malformación de Chiari. Pero en otros casos la patogénesis de la siringomielia se relaciona con traumatismos u ocupación mecánica del espacio subaracnoideo espinal (hueso, tumor, hematoma...).
Siringomielia. M. Urtasun Ocariz, L. Gereka Barandiaran. Servicio de Neurología. Hospital Donostia. 2003
El tratamiento de esta enfermedad dependerá de la causa subyacente que lo origina. Puede plantearse una descompresión de la unión cráneo-cervical o la retirada del tumor entre otras.

Si comienzas a sentir pérdida de fuerza en las manos y en los pies y se compaña de dolor, puede que tengas siringomielia. O no.

@Ohihane

Comentarios

  1. ¡Ostras con el palabro!
    La verdad que lo que cuentas es súper interesante, pero necesité 24 horas (¡24!) para aprender la palabra.
    Te reto a enseñarme otra :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Iridiología, otra pseudociencia