Me tendría que haber vacunado

En la actualidad la difteria (del griego diphthéra que significa membrana) está prácticamente erradicada en Europa, y en España el último caso se registró en 1987 (en 2015 se notificó un nuevo caso). 
La poliomielitis es una enfermedad que afecta al sistema nervioso (poliós significa en griego gris y myelós hace referencia a la médula espinal).  Desde 2002 la OMS declaró a Europa como territorio libre de esta enfermedad. 

Ahora ya no nos preocupamos por estas enfermedades. Pero ¿cómo las combatimos? Con vacunas.
El título original aludía al episodio del hurto de las longanizas recogido en el “Lazarillo de Tormes”, pero años más tarde fue rebautizado por el doctor Gregorio Marañón como el “garrotillo”, nombre con el que se conocía popularmente a la difteria. [Francisco de Goya-1821]
Edward Jenner fue el primero en extraer el virus de la viruela (del latín medieval variola que significa "pústula") de las pústulas de las vacas para pretender la protección de las humanos contra esta enfermedad. Esta práctica que se comenzó a realizar en el siglo XVIII no fue una innovación y seguramente la historia de la vacunación no nació en ese instante. Existen documentos en los que se describe cómo en el siglo XI en Asia se inoculaba la viruela. 

Casi 100 años después de que Jenner comenzará sus investigaciones sobre las vacunas se produjo otro hito en este campo. El médico español Jaime Ferrán creó la vacuna contra el cólera. Ferrán había estudiado las investigaciones de Pasteur sobre bacteriología y en concreto sobre la atenuación de los microbios. Así se produjo de manos de este doctor la primera inmunización en humanos contra una enfermedad bacteriana. De hecho en Valencia se vacunaron contra el cólera unas 50.000 personas. 

Al término del siglo XIX se establecieron las bases para la vacunación de la fiebre tifoidea y en 1910 Flexner comienza a investigar sobre la vacuna contra la poliomielitis en monos. En 1935 se desarrollaron en EE.UU dos estudios en los que se trabajó con una vacuna contra la polio pero los resultados fueron desastrosos en ambos casos ya que muchas de las personas del estudio murieron o tuvieron numerosas secuelas de la enfermedad o por efectos secundarios de la vacuna. No sería hasta 1950 cuando se dio con la clave contra la poliomielitis. 
La pintora Frida Kahlo contrajo poliomielitis cuando tenía 6 años y se vio obligada a guardar cama durante 9 meses. Su padre le obligó a hacer ejercicios para que recuperara la movilidad de su piernas derecha pero ésta quedaría deformada para siempre. 
Merece un comentario cómo se llevaron a cabo mucha de esta investigaciones. En concreto Kaprowski, probó una vacuna oral contra la polio en unos 20 niños de un centro de atención a menores con discapacidad intelectual y epilepsia en Nueva York. En fin, otros capítulo más de las oscuras artes de las investigaciones médicas.

A mediados del siglo XX se comienza a realizar vacunaciones masivas contra la polio, el sarampión o las paperas. 

Hoy en día se sigue investigando sobre vacunas: el virus del VIH, el virus Zika o para combatir la enfermedad de Alzheimer.

¿Y cuando una vacuna contra la tristeza? 

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Te he visto llorar

Sin palabras