La gripe ¿española?

Como sabéis estoy totalmente fascinada con la serie de RTVE "El ministerio del tiempo" y es que es una de mis principales fuentes de inspiración.

Esta semana se produjo un brote de gripe española en el Ministerio. Bien, esta enfermedad mal denominada (no tuvo su origen en España) se cobró la vida de casi el 35% de la población China y del 1% de la población española. A principios del siglo XX, en la mayor parte del mundo, la principal preocupación eran las contiendas entre países debido a la I Guerra Mundial. Nadie podía imaginar que el asesinato de dos personas en 1914 (Francisco Fernando, el heredero  del Imperio Autrohúngaro y su mujer) podría suponer la mayor crisis internacional conocida hasta ese momento. Esta guerra supuso la muerte de más de 31 millones de personas, en su mayoría jóvenes varones. 

Pero en esos mismos años, exactamente en 1918 se libraba otra batalla en muchos hospitales. La gripe española se contagiaba con mucha facilidad y se cobró la vida de más de 40 millones de personas en todo el mundo en tan solo un año. 

Se desconoce cuál es el origen de la pandemia, unos dicen que nació en EEUU, otros que en oriente. Lo que sí está claro es que esta gripe "española" no era. Se comenzó a denominar así porque España había decido mantenerse neutral en la I Guerra Mundial (no estaba aquí el horno para bollos, que diría mi abuela) . 

España era considerado como un estado de segunda división sin capacidad militar y económica para afrontar un conflicto internacional de tal embergadura y además no veían claro qué beneficios se podrían sacar en caso de victoria (según el rey Alfonso XIII quizá Tánger o parte de Portugal). Los periódicos no tenían batallas bélicas de las que informar, por ello se centraron en las batallas médicas. En aquella época los demás países afectados como Francia o Inglaterra, prefierían mirar hacia las trincheras en lugar de asumir que existía un problema sanitario por lo que se ejerció la censura para no investigar acerca del foco de este virus tan letal.
Hospital de emergencia con enfermos de la gripe de 1918 en Camp Funston, Kansas. EL CORREO
Gracias a unos virólogos estadounidenses se sabe algo más sobre este virus.  John Hultin era estudiante de microbiología en la Universidad de Iowa cuando decidió viajar a Alaska en busca de una víctima de gripe española que estuviera congelada para poder investigar. El plan le salió mal ya que carecía de recursos suficientes, pero se mantuvo y por eso cuarenta y cinco años después Jeffery Taubenberger hizo autopsias a personas que se encontraban bajo hielo y que habían fallecido de gripe española.  
En este solitario cementerio de Brevig Mission (Alaska), la gripe española ha guardado su profundo enigma durante más de ochenta años. / JAVIER SAMPEDRO. EL PAÍS
En 2005 se pudo obtener el genoma del virus de la gripe española del cuerpo de una esquimal. Así que nada, no nos preocupemos que las grandes farmacéuticas tendrán un plan si este virus caprichoso decide volver. 

¡A nuestras trincheras con paracetamol y zumo de naranja!

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Amar hasta la eternidad

Filigrana