Hernán Cortés, un conquistador

Si algo he aprendido últimamente es que no todo es como pensábamos que era. 

Todos hemos estudiado quién era Hernán Cortés. Los libros que yo he leído lo presentan como un gran conquistador que puso fin al Imperio Azteca. De origen extremeño y con formación militar, enseguida puso rumbo al Nuevo Mundo imitando al idolatrado Cristóbal Colón. De él se dice que fue un hombre muy inteligente, religioso y ambicioso. 

Hernán Cortés (1485-1547)
Sobre su figura se cuentan historias que a mi modo de ver ensucian su leyenda. Hernán Cortés estuvo casado durante 5 años con una española protegida de Diego Velázquez, gobernador de Cuba, pero compartía pasiones con nativas a las que no se molestaba en ocultar y con las que tuvo 5 hijos extramatrimoniales. La tal Catalina murió en extrañas circunstancias tras una discusión con Hernán Cortés, de hecho fue sometido a un juicio acusado de haberla asesinado. Esto, como os podréis imaginar no llegó a nada y nunca se supo qué paso aquellas noche. 

Su figura es muy controvertida en México porque muchas personas de origen indígena le acusan de haber capitaneado un genocidio contra sus antepasados pero otros defienden la figura de este "Conquistador" alegando que en sus últimos momentos defendió a los nativos. La verdad es que hablar de conquistadores en el siglo XXI escuece un poco porque, ¿conquistadores de qué? Más bien expoliadores, ¿no? Aunque antes de la llegada del español esas tierras eran controladas por el Imperio Azteca y los pueblos sometidos fueron los que ayudaron a ganar a Hernán Cortes por lo que quizá solamente se benefició de los conflictos internos. 

Existen opiniones diversas sobre la figura de este personaje tan emblemático pero yo creo que nunca se sabrá la verdad sobre todo lo que pasó en aquellas tierras. 

A mí que no me conquisten.

@Ohihane


Comentarios

  1. Tomo prestadas las palabras del poeta británico William Ernest Henley, autor del poema "Invictus", afamado gracias a la película del mismo nombre protagonizada por Morgan Freeman en el papel principal interpretando a Mandela, para exhortarte a que agradezcas a cualquier dios que fuere por tu alma inconquistable.

    Más allá de la noche que me cubre,
    negra como el abismo insondable,
    doy gracias a cuales dioses fuere
    por mi alma inconquistable.

    En la cruel garra de la circunstancia
    no he gemido ni llorado.
    Sometido a los golpes del azar
    mi cabeza sangra, pero está erguida.

    Más allá de este lugar de ira y llantos
    yace sino el horror de la sombra,
    Y aún la amenaza de los años
    me halla y me hallará sin temor.

    No importa cuán estrecha sea la puerta,
    cuán cargada de castigos la sentencia,
    soy el amo de mi destino,
    soy el capitán de mi alma.

    Inspirador, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Algún día de estos escribiré un post sobre el Apartheid, ahora que mentas a Mandela. Tus comentarios enriquecen mucho mi blog, eh?

    ResponderEliminar
  3. Ya sé que Mandela no es "your cup of tea", no creas :)

    ResponderEliminar
  4. Que sí hombre... que sí me tomaría una cup of café con leche con Mandela. Bueno, en otra vida tendría que ser... Gracias por tus comentarios, Adriana, la gente aquí no lo pone, pero gustan.

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, aconsejo leer la versión original en inglés del poema Invictus para aquellos lectores de tu blog que se atrevan y puedan con el idioma. Tiene más música. Es más bello.

    ResponderEliminar
  6. Out of the night that covers me,
    Black as the pit from pole to pole,
    I thank whatever gods may be
    For my unconquerable soul.


    In the fell clutch of circumstance
    I have not winced nor cried aloud.
    Under the bludgeonings of chance
    My head is bloody, but unbowed.

    Beyond this place of wrath and tears
    Looms but the horror of the shade,
    And yet the menace of the years
    Finds and shall find me unafraid.

    It matters not how strait the gate,
    How charged with punishments the scroll,
    I am the master of my fate:
    I am the captain of my soul.

    Con mi pronunciation suena fatal, jajajajaaja!!!

    ResponderEliminar
  7. Seguro que esas voces interiores de tu cabeza te leen el poema con una pronunciación British que ya quisiera para ella la reina Elizabeth.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Te he visto llorar

Sin palabras