Duquesa de Alba de Tormes

Antes de la "Duquesa de Alba" que todos conocemos hubo otras dos mujeres que ostentaron este título nobiliario. Yo para este post me quedo con la segunda. 

María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo fue la única hija que tuvo Francisco de Paula de Silva y por eso heredó todos los títulos de nobleza. Su padre murió cuando ella tenía 8 años y su madre se volvió a casar por lo que se dice que su infancia fue un tanto dura y triste. 

A Cayetana le concertaron un matrimonio con el hijo de los Medina Sidonia, así que con 12 se presentó en el altar y se unieron las dos familias más importantes de España. Pero no fue hasta 1776, al morir su abuelo, cuando se convierte en la XIII Duquesa de Alba. 

El problema de los "Alba" apareció cuando Cayetana enviuda sin haber tenido descendencia. Seguramente la muerte de su marido fue una liberación para ella, ya que se dice que durante su matrimonio Cayetana acostumbraba a escaparse por la calles de Madrid disfrazada de maja para acudir a fiestas populares. 
Duquesa de Alba de Tormes, 1795. Francisco de Goya
La vida de esta mujer me apasiona porque está llena de anécdotas sorprendentes. Conocida era la animadversión que se tenían ella y la Reina María Luisa, esposa de Carlos IV. La malísima relación tenía que ver con los celos, porque parece ser que estaban interesadas en el mismo italiano. En una ocasión la Reina lució en un besamanos una joya que previamente la duquesa había regalado al bello italiano y ante tanta humillación la Duquesa hizo que se hicieran 100 copias y se las regaló a la servidumbre de la Reina. 

Quizá el halo de misterio que envuelve su relación con Francisco de Goya es lo que hace que su figura produzca tanta curiosidad. De su relación con el pintor se decía que eran amantes y que por eso él la retrató en varias ocasiones. Además se desconoce quién es la enigmática mujer que aparece en la obra la maja desnuda (se puede ver en el museo del Prado de Madrid). Este cuadro estuvo en el despacho de Godoy (amante de la Reina María Luisa) durante muchos años, pero entonces ¿para qué quería el amante de su enemiga un cuadro de ella desnuda?. La verdad, no lo sé, pero todo parece indicar que sí, la maja desnuda era la Duquesa de Alba. 
La maja desnuda 1790-1800. Francisco de Goya
La duquesa de Alba murió muy joven, con 40 años, y en unas circunstancias poco claras ya que se hablaba de envenamiento, fiebres... En 1945 se exhumó el cadáver para realizarle la autopsia y ésta determinó que murió de una meningitis. Pero este hecho también está envuelto en sorpresas y misterios, ya que cuando se examinaron los restos de la duquesa se comprobó que las piernas estabas amputadas (quizá para que cupiera en el féretro) pero además le faltaba un pie. Es bien sabido que al cadáver de Goya ¡le faltaba la cabeza! ¿Casualidad? 

Como ya he dicho, Cayetana murió sin descendencia ya que en los últimos años de su vida había adoptado una niña de piel negra a la que llamó Maria de la Luz pero a la que lógicamente no le dejaron heredar semejante patrimonio por lo que titularidad de la Casa de Alba pasó a los Fitz-James Stuart y por eso nuestra Duquesa contemporénea se llamaba Cayetana Fitz-James Stuart. 

Hay que dejarse de Cuore y ¡HOLA! y pasarse a la Historia, tiene mucho más jugo.

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Mi entropía personal