Doctor, ¿puedo decidir?

Tengo un hermano con una incapacidad intelectual. El médico nos ha dicho que tiene una catarata pero él insiste en que no quiere operarse porque le da miedo la intervención. Yo le explico que no tiene nada que temer, es una intervención muy sencilla y mejorará mucho su calidad de vida. 

Esta situación no es real, pero todo el mundo aceptaría que yo tomara la decisión en lugar de mi hermano porque él no tiene intelecto suficiente para comprender cuál es la actitud más correcta. 

Bien, lo que pienso yo en este caso es lo que opinan algunos médicos respecto a sus pacientes. La legislación y la ética ordenan que ha de respetarse la voluntad del paciente pero él debe tener una clara información respecto a la finalidad de las técnicas diagnósticas, pronóstico, tratamiento, etc. para poder tomar una decisión libre. Algunos "profesionales", acostumbrados al llamado paternalismo médico, consideran que las decisiones de los pacientes no deben tenerse en cuenta ya que estas personas carecen de capacidad para decidir.

Pero para que la actuación de un paciente se pueda considerar autónoma se precisa recibir del equipo médico una información clara y completa o por lo menos ofrecérsela de manera asequible. Solamente cuando el paciente comprende su situación porque maneja toda la información relativa a su padecimiento, puede tomar una decisión libre.  En muchas ocasiones el cómo se da la información determinará qué decisión se va a tomar. 

Hay que reconocer que no siempre la culpa es de quien da la información. Muchas personas se pasan 2 meses de su vida mirando coches, prestaciones, precios, color, vuelta a mirar el ABS, precio otra vez, ruedas, gasoil o gasolina... pero si les van a operar de una litiasis biliar, les da igual, quién vaya a realizar la intervención, qué experiencia tiene, qué complicaciones puede haber, si hay alternativas a la intervención quirúrgica... Así somos!!

¿Mi opinión? Lo ideal sería poder decir: ¿Doctor, decidimos?

@Ohihane

Comentarios

  1. Creo que una de las razones por las que se confía casi ciegamente en el médico que te va a operar es por una cuestión de lógica: no es fácil llegar al lugar que los médicos o cirujanos ocupan. El camino es largo, difícil, complicado y tortuoso, exigente; y en el desarrollo de su carrera para llagar a esa posición han tenido que sacrificar muchos aspectos personales y sociales, entre otros. Alguien con tamaño espíritu de sacrificio es digno merecedor de loa y admiración automática.
    Vamos, me parece...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adriana, no estoy de acuerdo contigo. No hay que endiosar a nadie ni darle un papel más protagonista en el funcionamiento de la sociedad porque haya tenido que estudiar muchos años. Tenemos el ejemplo de los jueces que deciden sobre nuestra libertad, los policía que portar un arma con la que podrían quitarte la vida, los arquitectos que construyen edificios que no pueden venirse abajo. Cada uno tiene un papel en la sociedad. La relación médico-paciente está cambiando, seguramente por obligación debido a que los pacientes cada vez se interesan más y porque los profesionales sanitarios comprenden también que el paciente debe tener el derecho a decidir sobre sus intereses.

      Eliminar
  2. Y otra nimiedad. Muchas personas no incapacitadas intelectualmente tampoco entendemos a los médicos en muchos de los diagnósticos que nos dan.
    A veces no creo que sea solo cuestión de claridad en el mensaje, sino del lenguaje excesivamente técnico y enrevesado que se utiliza y que, dicho ya de paso y para que conste en acta, a mí, personalmente, me encanta gracias a esa fascinación mórbida que siento por las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja!!!! Se puede seguir utilizando el mismo lenguaje pero intentando que el que tienen que recibir el mensaje, lo comprenda.

      Eliminar
  3. Bueno, no pretendía endiosar a nadie, sino abordar el asunto desde la perspectiva del respeto.
    Creo que endiosar es lo peor que se puede hacer con alguien, porque cuando caen se dan un trompazo morrocotudo por estar en un sitio al que ellos no habían escogido conscientemente encaramarse. Flaco favor se les hace (me viene a la cabeza el Dr. Cavadas, por ejemplo).
    Endiosar a las personas ha llevado la Humanidad a tener reyes. Los primeros reyes de la historia de la humanidad no nacieron siéndolo, sino que se decidieron, se originaron, se crearon. Los reyes posteriores tuvieron mejor fortuna porque la regencia se convirtió en un derecho sanguíneo hereditario básicamente por invención, o sea, por el morro.
    Y sigo apelando al lenguaje. Cuando algo no se entiende e intuyes que te va a exigir un esfuerzo casi arqueológico de desciframiento más duro incluso que el del código genético, simplemente lo abandonas. Con la jerga médica y, por ende, con los médicos, ocurre un poco así.
    En cuanto a tu sugerencia de decir lo mismo con un lenguaje más sencillo intentando que el receptor del mensaje lo comprenda, opté por hacerme con un diccionario de etimologías griegas para entender lo que me diagnosticaban.
    En ello estoy :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Te he visto llorar

Sin palabras