Baztan (III parte)

Otra curiosidad del Valle de Baztan es la presencia de un grupo social denominado "agotes". Este colectivo no se diferenciaba del resto de baztaneses por su lengua o religión, solamente tenían como característica: eran marginados sociales. 

No existe una explicación clara en cuanto el origen de este pueblo, incluso su denominación es desconocida. Algunos autores refuerzan la idea de que agote significa "perros godos" pero otros creen que que tiene que ver con el vocablo "afonía". 

Pio Baroja describió a estas personas como "gentes de cara ancha y juanetuda, esqueleto fuerte, pómulos salientes, distancia bicigomática fuerte, grandes ojos azules o verdes claros, algo oblicuos. Cráneo braquicéfalo, tez blanca, pálida y pelo castaño o rubio; no se parece en nada al vasco clásico. Es un tipo centroeuropeo o del norte. Hay viejos de Bozate que parecen retratos de Durero, de aire germánico. También hay otros de cara más alargada y morena que recuerdan al gitano"
Agotes de Bozate
Este pueblo fue objeto de marginación social en pueblos de Baztan como Elizondo, Amaiur o Arizkun donde existía una verja en la iglesia para impedirles llegar cerca del altar. A pesar de que algunos miembros de la iglesia y de nobleza de la zona pidieron que se integrara a estas personas como miembros de derecho en el Valle de Baztan, no fue hasta el siglo XIX cuando se promulgó una ley que prohibía la discriminación de este colectivo. 

Muchos agotes viajaron hasta Nuevo Baztan (Madrid) para ayudar a la construcción de este municipio fundado por Juan de Goyeneche aunque otros decidieron quedarse en sus pueblos de origen. De hecho en Arizkun existe un barrio llamado Bozate que originariamente fue un lugar reservado para los agotes.

Existe en Arizkun un museo al aire libre hecho por Xabier Santxotena (agote por vía paterna y materna) en homenaje a este grupo. 
Además Iñaki Elizalde dirigió una película titulada "Baztán" que recomiendo.
                                           
"Al agote, garrotazo en el cogote"

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Iridiología, otra pseudociencia