Tengo una disfunción congénita

Siempre había pensado que el hecho de que mirar al sol me generase una respuesta automática en forma de estornudo, era un mecanismo de defensa (el ojo no puede soportar la luz y el estornudo me obliga a cerrarlos). Es más, mi ignorancia llegaba a tal punto que pensaba que nos pasaba a todas las personas. Pues parece ser que no, tan sólo 18-30% de la población tenemos este reflejo que se da más frecuentemente en personas de raza blanca. Este reflejo se denomina reflejo fótico y se hereda.

Cuando el estímulo de la luz brillante llega a la retina se produce una sobreestimulación del nervio trigémino. Algunos autores apuntan que ciertas personas poseen una conexión entre el nervio trigémino y el nervio que transmite los estímulos visuales hasta el cerebro. La causa más probable es la disfunción congénita en el núcleo del nérvio trigémino. 
Nervio trigémino
Si la exposición a la luz brillante genera en la persona una ráfaga de estornudos hablaríamos del Síndrome Achoo que consiste en estornudar entre 10 y 30 veces tras exponerse a luz brillante. 

El mecanismo de este reflejo como el de otros (bostezo, hipo...) se desconoce. H.C Everett fue el primer científico en hablar sobre el "reflejo foto-estornudo" en 1964 y otros como Eriksson estudiaron la reacción ante la luz intermitente a 15 Hz. 

Benbow en 1991 dijo que este asunto no era trivial sino que para determinadas profesiones suponía un riesgo, por ejemplo pilotos de avión.

Y a ti, ¿también te pasa? 

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Te he visto llorar

¿Qué gano olvidando?