Las estrellas rodeadas de nada

En una noche oscura y estrellada pienso en lo infinito que es el universo. Las estrellas rodeadas de ese manto negro, tan solo iluminado por la luz de una luna creciente. Y ¿qué hay ahí? Nada, no hay nada. Eso sí que lo puedo comprender, la nada, el vacío perfecto. 
Nada [Fotografía: Oihane] (practicando la fotografía nocturna)
Cuando miro en mi interior, no encuentro nada. ¿Antes había algo? 

La palabra nada procede del latín nata, que significa nacido.  Ya es contradictorio en sí mismo el significado original de la palabra y la evolución de la misma hacia una vertiente negativa. Para los filósofos antiguos la nada se identifica con "no ser", pero Hegel habla de que ambos conceptos continen una misma ideterminación. 

Pero cuando no hay nada, hay algo, ¿no? Parece que es un concepto sin significado ya que no puede imaginarse pero aunque en ella no exista materia y sea un término sin contenido, en realidad es. 

Cuando escucho silencio, no escucho nada.  Pero esa nada en mi interior me angustia, por eso no puedo estar sola sin poner música o tener encendida la TV, me da miedo lo que mi cabeza me tenga que decir. Vivo en la evitación. Me niego a entregarme a ese abismo que supone vivir en el silencio aunque probablemene esté aplastando mis más profundas ideas y pensamientos. 

Los que nacimos en los años 80 vemos 'la nada' como algo terrible, de ello se encargó Michael Ende en su novela "La historia interminable" que después sería llevada al cine. Los personajes huyen de algo que lo destruye todo y que llaman 'la nada'. Quizá yo también esté huyendo de eso que nadie ve en mí, ni yo misma, quizá esté huyendo de nada.
 
@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Iridiología, otra pseudociencia