Cuando Bilbao quedó sumergido

Hoy se cumplen 33 años desde que Bilbao quedara bajo el agua justo en su semana más grande. Ha pasado bastante tiempo pero muchas personas aún recuerdan aquella terrible tragedia que dejó decenas de muertos y miles de damnificados. 

Estuvo una semana sin parar de llover, mi aita me cuenta que ya se veía el río creciendo demasiado, inundando zonas en las que ahora hay urbanizaciones. Por aquellos tiempos mis padres preparaban la llegada de mi hermana y hasta el ginecólogo del Hospital de Cruces salió a atenderles con botas de agua. Durante aquel 26 de agosto miraban hacia el cielo y también al Ibaizabal que parecía que no podría contenerse más. Y así fue, toda la cuenca se desbordó en más de 5 metros sobre su nivel habitual y eso tuvo un efecto devastador. 

Todos los vizcaínos tenemos en nuestra retina imágenes del mercado de La Rivera de Bilbao reducido a escombros y todas las estructuras preparadas para celebrar la Semana Grande bañadas en barro. Y Marijaia quedaba aplastada contra el quiosco de la zona del Arenal. 
Fotografía de Angel Ruiz de Azua 
Aquella noche media Bizkaia se quedó a oscuras y totalmente incomunicada pero a pesar de ello, fueron muchos los que ayudaron a vecinos y amigos. 

Todos los años se recuerda esta catástrofe natural porque tantos años después seguimos en riesgo de que esas mismas tierras se vuelvan a inundar.

Os recomiendo una programa llamado "La caja negra" que hizo un documental fantástico lleno de imágenes y testimonios. 

En un día de fuego recuerdo la lluvia. 

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Iridiología, otra pseudociencia