Salmón, ¿naranja?

Muchas veces las cosas no son lo parecen y eso es lo que ocurre con el color del salmón. 

Este post ha comenzado con un: "sabías qué...?"

Krill, esto es lo que comen las truchas del Atlántico, que así es como también son conocidos los salmones. Estas pequeñas gambas viven en el continente Austral (ya sabéis, la Antártida) y suponen uno de los eslabones más importantes del ecosistema marino. 
eufausiáceo o krill
Entonces, si el salmón es de piscifactoría, ¿por qué son naranjas y no grises? La respuesta es que los salmones criados en cautividad se tiñen porque sino el consumidor no los quiere. Como quien elige el color de las paredes de su casa, el criador elige qué apariencia quiere dar a su salmón. 
Existen diversas opciones para la elección del color que tendrá el producto final. El salmón natural presenta distinta tonalidad según la especie.
La carta de colores la ofrece la multinacional farmacéutica Hoffman-La Roche. Podríamos pensar que esto es peligroso para nuestra salud pero la FAO (Organización de Naciones Unidad para la Alimentación) explica que en realidad esta sustancia artificial es un pigmento natural (astaxantina) aunque hay criaderos en los que se utilizan otras técnicas menos saludables.
Salmón
Desafortunadamente si no quieres un pescado teñido tendrás que pagar un precio más alto por una pieza de salmón salvaje.

Y hablando de pescado, ¿sabéis porqué no hay panga fresca en las pescaderías?

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Amar hasta la eternidad

Quererme