Morirás mañana


Ayer naciste, y morirás mañana.
Para tan breve ser, ¿quién te dio vida?
¿Para vivir tan poco estás lucida,
y para no ser nada estás lozana?

Si te engañó tu hermosura vana,
bien presto la verás desvanecida,
porque en tu hermosura está escondida
la ocasión de morir muerte temprana.

Cuando te corte la robusta mano,
ley de la agricultura permitida,
grosero aliento acabará tu suerte.

No salgas, que te aguarda algún tirano;
dilata tu nacer para la vida,
que anticipas tu ser para tu muerte


Luis de Góngora, poeta cordobés del siglo XVI, escribió este poema sobre la fugacidad de la vida a través de la existencia de una rosa. Con estas palabras se describe la brevedad de nuestra existencia y que de nada nos sirve la belleza cuando llega el ocaso de la muerte. 

Es un sentir que la vida es breve.

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Mi entropía personal