Viajando al futuro

Según Einstein mi deseo de poder ver mi propio futuro sería posible. Intento comprender la teoría de la relatividad especial o la paradoja de los gemelos que dice que si dos personas se separan y una de ellas hace un viaje interespacial a velocidades cercanas a la de la luz, al regresar el viajero sería más joven que el que no viaja y por tanto según esta teoría uno habría viajado al futuro. O quizá encuentre alguna vez un agujero de gusano con atajo a través del espacio y del tiempo. 
Albert Einstein
Ulm, Aleminia, 1879-Princeton, EE.UU, 1955

La incertidumbre ante los acontecimientos del futuro nos genera una ansiedad que llaman "anticipatoria" que se acentúa en personas como yo, esas que queremos tenerlo todo bajo control y que no dejamos que la improvisación tome las riendas. Pero la vida no suele ser previsible. 

La vida es un cambio constante, personas que van y vienen, otras que se quedan y nos acompañan en nuestra aventura, futuro fruto de las decisiones, remordimientos por los errores, sorpresas sin espera o viajes sin receta. Lo importante supongo, es dejarse llevar y saber explorar. ¿Y si no funciona nuestro plan? Dediquémosle tiempo y veremos qué pasa. La clave está en mantenerse anclado al presente.

Volviendo a Einstein ¿realmente podremos viajar al futuro?

Estoy haciendo las maletas.

“No podemos resolver problemas pensando de la misma manera que cuando los creamos”

-Albert Einstein-

@Ohihane

Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Amar hasta la eternidad

Quererme