Un sueño dentro de un sueño

¡Toma este beso sobre tu frente!
Y, me despido de ti ahora,
no queda nada por confesar.
No se equivoca quien estima
que mis días han sido un sueño; 
Aún si la esperanza ha volado 
en una noche, o en un día, 
en una visión, o en ninguna. 
¿Es por ello menor la partida? 
Todo lo que vemos o imaginamos 
es sólo un sueño dentro de un sueño.
[...]


Un sueño dentro de un sueño
A dream within a dream
Edgar Allan Poe, 1849.


Las cosas importantes de la vida son como granos de arena que nos empeñamos en mantener en un puño y que inevitablemente se escapan entre los dedos. Pero, ¿qué es lo importante? Un beso en la frente nos hace despertar de lo que creemos que fue un sueño y nos acerca a la realidad de un viaje entre las nubes. Eso que nos hace sonreír a lo mejor es parte de la fantasía y puede desaparecer en la incertidumbre del despertar.

Y hoy, ahora, creo que todo es un sueño lúcido, en el que sé que estoy soñando y me permito por unos instantes elegir qué quiero que suceda, qué quiero vivir. Un momento en el que puedo volver a tener todos los granos de arena entre mis manos. 

¿Y qué? Si ahora sonrío. Esa sonrisa es una pequeña lenteja cósmica en un universo de sueños con crecimiento exponencial que solamente se interrumpe por una mirada de quien me ve demasiado real para reconocerme. 

Todo lo que imagino, incluso esto que ahora escribo, es un sueño dentro de un sueño. 

@Ohihane



Comentarios

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Mi entalpía personal

Iridiología, otra pseudociencia