La espera de lo que se espera

Pocas cosas desgastan tanto como la incertidumbre. Nuestro propio egoísmo nos hace que desesperemos cuando las cosas no ocurren cuando y como nosotros queremos y nos zambullen en la intranquilidad. 

Esperar de latín sperare (tener esperanza) es quedarse en un lugar hasta que llegue una persona o un hecho. La esperanza se alimenta del optimismo y gracias a ella podemos construir deseos y creer que podemos cumplir sueños. Es como tomar una droga de ilusión. 

Tener esperanza es pensar que somos dueños de nuestro destino, que una pequeña acción puede hacer que tripulemos nuestro mundo. Y cuando creemos que lo tenemos controlado es cuando podemos continuar caminando con paso firme y planificar un 'plan B' ante un imprevisto.

Espero ser quien todo el mundo quiere que sea: valiente, independiente, generosa, resuelta, inteligente, sensata, tenaz... Aunque yo sigo esperando saber quién soy.

Hoy es siempre todavía 
[Antonio Machado]

@Ohihane

Comentarios

  1. Eres la persona del ahora. Porque todo lo que haces, dices, piensas y sientes es en el ahora.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Enfermeras en el Gueto de Varsovia

Te he visto llorar

Sin palabras